Cambios y Garantías

Dormilandia garantiza al comprador original que el colchón y/o base que haya comprado en nuestras tiendas está libre de defecto de fabricación en material y/o mano de obra.

Durante los primeros 7 días después de su compra, podrá cambiar su colchón y/o base, por uno de igual o mayor valor (el cliente debe cubrir la diferencia en este caso), siempre y cuando el colchón y/o base estén en su empaque original y en buenas condiciones (sin mancha, rotura, sin dobladura, sin presentar señales de abuso, entre otros). No se aceptará cambio por preferencias personales de confort, diseño o medida. Tenga en cuenta que los colchones y artículos para el descanso de venta en Dormilandia son productos personales e higiénicos, que no permitirá nunca su cambio una vez desempacados, salvo por defecto de fabricación. La venta de una cama es final y no se efectuarán cambios ni devoluciones. No se recogerá ninguna cama manchada.

Así como un nuevo par de zapatos se amolda a la forma de sus pies, el colchón también se amolda a la forma de su cuerpo, dejando marcada su huella corporal. Estas huellas son parte normal de la adaptación del colchón a su cuerpo y no se consideran defecto de fabricación.

Si cualquier defecto cubierto por las garantías limitadas aparecen en el producto bajo condiciones normales de uso y servicio, mientras las garantías limitadas estén vigentes, repararemos o reemplazaremos a nuestra discreción el producto después de que sea examinado y verificado por un representante autorizado por Dormilandia. La reparación del producto siempre será la solución prioritaria a cualquier reclamo.

Para reclamos posteriores al vencimiento de las garantías de 1 año extendidas por Dormilandia, el cliente deberá acudir directamente al fabricante. Dormilandia se limitará únicamente a servir de enlace entre el comprador y el fabricante. El fabricante será el responsable exclusivo de determinar si aplican o no las garantías.

Las constancias de garantías han sido elaboradas de conformidad con lo establecido en los artículos 22 y 23 del decreto 06-2003 LEY DE PROTECCIÓN DEL CONSUMIDOR Y USUARIO.